Encuentre las pautas sobre el coronavirus relativas a Londres en inglés.Información de COVID-19

Transporte público accesible en Londres

El sistema de transporte público de Londres es cada vez más accesible para los visitantes de mayor edad y las personas discapacitadas.

A los autobuses de Londres y los trenes del Docklands Light Railway (DLR) se puede acceder en silla de ruedas, y hay diversas facilidades y servicios para los viajeros discapacitados en todos los medios de transporte público de Londres.

Encontrarás más información sobre la accesibilidad en el sitio web de Transport for London.

Metro

A la mayoría de las estaciones del Metro de Londres se accede por escaleras, y en muchas hay un escalón para subir al tren o un hueco entre el vagón y el andén. Esto dificulta el acceso al metro a muchas personas discapacitadas.

Sin embargo, Transport for London, que gestiona el sistema de transporte de la capital, desea que el metro sea accesible para todos y está realizando mejoras. Actualmente, en muchas de las estaciones del metro de Londres se puede llegar desde la calle hasta el andén sin utilizar las escaleras, y en otras desde la calle hasta el tren.

En nuestra página web gratuita de mapas de Londres podrás descargar un plano del metro en el que comprobar qué estaciones no tienen escaleras. Además, podrás utilizar el Planificador de ruta de Transport for London para trazar un itinerario que satisfaga tus necesidades, en caso de que necesites evitar escalones y escaleras mecánicas o andar lo menos posible.

Todo el personal del Metro ha recibido formación para atender a los pasajeros discapacitados. Un empleado te ayudará a llegar hasta el tren y, si es necesario, a encontrar un asiento, y avisará a un compañero suyo para que te espere en la parada de destino. No hace falta solicitar asistencia con antelación.

Todos los trenes de la red de metro cuentan con asientos de preferencia junto a las puertas para las personas discapacitadas y aquellas que deban ir sentadas. Muchos de los trenes disponen de espacios destinados a las sillas de ruedas.

En todos los trenes se realizan avisos de voz automáticos, que anuncian la estación actual y la siguiente, y algunos cuentan con paneles informativos dentro del tren.

Autobuses

Los autobuses son un medio accesible para viajar por Londres. Actualmente, todos los autobuses de la ciudad son vehículos de plataforma baja (a excepción de los autobuses históricos de las líneas 9 y 15).

Los autobuses de plataforma baja permiten a todos los usuarios (incluidas las personas que utilizan silla de ruedas) salir y bajar del tren con facilidad. Todos los autobuses disponen de una rampa retráctil.

En todos los autobuses hay espacio para una persona en silla de ruedas. El espacio para las sillas de ruedas es de 70 cm de ancho por 120 cm de largo. Las personas que utilizan silla de rueda tienen prioridad sobre las demás para utilizar ese espacio. No hay límite de perros guías permitidos en el autobús, mientras haya espacio.

Generalmente, los autobuses de Londres realizan anuncios y tienen paneles visuales que indican la siguiente parada.

Trenes locales

Mientras que las estaciones de tren más grandes cuentan con buena accesibilidad, para acceder a los andenes de las estaciones locales, más pequeñas, a menudo hay que utilizar escaleras. Además, habitualmente encontrarás un hueco de unos centímetros entre el tren y el andén.

Se puede facilitar el acceso a los pasajeros con discapacidades. Las compañías que gestionan el servicio ponen a disposición del pasajero personal que le recogerá en la estación y le acompañará hasta que esté cómodamente sentado a bordo. Se proporcionan rampas para que los pasajeros que utilicen sillas de ruedas puedan salir y bajar con facilidad de los trenes.

Podrás encontrar más información sobre la accesibilidad de los trenes en Gran Bretaña en el sitio web Rail Accessibility: Rail Travel Made Easy.

Docklands Light Railway (DLR)

Todas las estaciones DLR disponen de ascensor o rampa de acceso a los andenes.

Los andenes están, en la medida de lo posible, al mismo nivel que los trenes para facilitar el acceso. El hueco entre el borde del andén y el tren es de aproximadamente 7,5 cm de ancho y el escalón del andén al tren de aproximadamente 5 cm de altura.

A la mayoría de los usuarios de sillas de ruedas les es más fácil subir/bajar primero con la rueda más grande, es decir, de espaldas.

Taxis

A todos los taxis negros se puede acceder en silla de ruedas y transportan perros guías sin coste alguno. La mayoría de los taxis cuentan con servicios de ayuda adicional para los viajeros, como rampas, asientos giratorios y bucles de inducción.

Tranvías

Es fácil acceder a los tranvías de Londres. En ninguno de los accesos a los tranvías hay escaleras. No hace falta utilizar rampas ni ningún otro dispositivo especial para subir. Simplemente sube y en marcha.

Para ayudar a los pasajeros ciegos o con deficiencias visuales, en cada parada hay una banda táctil en toda su longitud, a una distancia de seguridad del borde de la plataforma.

Las personas que utilizan silla de ruedas pueden subir y bajar con facilidad del tranvía y dentro disponen de espacios reservados. Los tranvías cuentan con asientos de preferencia para ancianos y personas con discapacidades, o para aquellos que viajan con niños pequeños, en cada sección del vagón.

Al partir de cada estación, se anunciará el nombre de la siguiente.

Transporte fluvial

Todos los embarcaderos de Londres son accesibles en silla de ruedas. La mayoría de los autobuses fluviales son accesibles, y las nuevas embarcaciones disponen de espacio para las sillas de ruedas. Comprueba con cada empresa operadora el nivel de accesibilidad de sus navíos.

Siempre hay personal dispuesto a ayudar a embarcar y desembarcar del vehículo fluvial. Sin embargo, si se trata de un grupo de personas con movilidad reducida, se recomienda que avisen con anterioridad al operador correspondiente para garantizar un trayecto sin incidentes.