Itinerario por el Londres secreto

Descubre una cara de Londres que la mayoría de los turistas (y algunos londinenses) no llega a conocer.

Desde un anfiteatro romano subterráneo hasta una pequeña sala de la Galería Nacional, te ayudamos a descubrir el Londres secreto.

Mañana: El anfiteatro romano y el museo de la policía

En primer lugar, acude a la Galería de arte Guildhall, que alberga un secreto en el sótano: los restos del anfiteatro romano de Londres. La entrada al anfiteatro es gratuita y todos los viernes hay visitas en las que cobran vida los gladiadores, los animales salvajes y la ruidosa multitud que en su día ocuparon el recinto. A continuación, explore el museo de la policía de la City of London, que cuenta la historia del crimen y el mantenimiento del orden en el City.

 

Comida: Café en la cripta y Sala secreta de la Galería Nacional

Puedes comer en Café en la cripta, debajo de la iglesia St. Martin-in-the-Fields, en Trafalgar Square, que ofrece comida casera a un precio razonable.

 

Tarde: Jardín de Medicina en Chelsea

Dedica la tarde al Jardín de Medicina en Chelsea (abierto de abril a octubre). Situado en la orilla del río Támesis, este "jardín secreto" mágico fue inaugurado en 1673 por la Excelentísima sociedad de boticarios y en él los científicos continúan investigando las propiedades de más de 5000 plantas.

Noche: Recorridos a la luz de las velas y cócteles poco convencionales

Por la noche, haz un recorrido a la luz de las velas en la casa de Dennis Severs (los lunes) o en el Museo de Sir John Soane (primer martes de cada mes).

La casa de Dennis Severs es una cápsula del tiempo creada por el artista Dennis Severs. Su interior está diseñado para que parezca (¡y huela!) como si una familia de hugonotes tejedores de seda siguiera habitando en su interior.

El Museo de Sir John Soane era la residencia del arquitecto John Soane (1753-1837), y contiene su colección de arte y antigüedades. Pide a uno de los guías que te enseñe los paneles secretos de la pared, que se abren para revelar más obras de arte. (La entrada es gratuita, pero será mejor que llegues pronto y te prepares para hacer cola).

Por último, dirígete a Callooh Callay, un bar poco convencional de Shoreditch, inspirado en el poema de Lewis Carroll 'Jabberwocky'. En su interior, descubrirás un recinto acogedor en el que se sirven cócteles atractivos y algo de picar, ¡además de un bar Jubjub escondido detrás de la puerta de un armario!